Posts by: Joel E. Lisboa


Las fiestas de Jehová, ¿para Adventistas del Séptimo Día?

Hay buenos argumentos bíblicos y teológicos para no celebrar las fiestas rituales de Israel. Ninguna es requisito para la vida cristiana ni añade ni un ápice para la salvación aunque algunos persistan en sus preconceptos no probados. Encuentro los siguientes argumentos bastante fuertes y contundentes para la irrelevancia de las fiestas ceremoniales para el cristianismo después de la muerte de Cristo:   1. La Relación de las Fiestas con el Sistema de Sacrificios: Cada fiesta judía se caracterizaba por la alegría de traer ofrendas y sacrificios al Señor. En Levíticos 23 se listan las fiestas y en el vs. 37 se indica el propósito: «Éstas son las fiestas solemnes de Jehová, a las que convocaréis santas reuniones, para ofrecer ofrenda encendida a Jehová, holocausto y ofrenda, sacrificio y libaciones, cada cosa en su tiempo». No hay ninguna indicación en la Biblia de que se debe sustituir el sacrificio material por uno de carácter espiritual.   Esta relación estrecha con el sistema de sacrificios muestra su terminus ad quem. El sistema de sacrificios termina con Cristo junto con las fiestas. Algunas personas persisten en sostener que algunos textos muestran “el carácter espiritual” de los sacrificios. Pero esos textos (en Hebreos, Romanos y Pedro principalmente) tienen un trasfondo cristiano, donde cada sacrificio y festividad ceremonial fueron substituídas completamente por equivalentes cristianos. Ya no hay sacrificios, ahora nosotros somos “sacrificios vivos” (Rom. 12:1), el “fruto de labios que confiesan su nombre” representa “sacrificio de alabanza” (Heb. 13:15), ya no hay sacerdotes sino que somos “sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales” (1Pe. 2:5), etc.   No hay evidencia alguna en la Biblia para reemplazar ciertas partes de las fiestas por cosas espirituales y el resto se sigue de acuerdo al orden de Levíticos. La fiesta se celebra tal y cual está escrita junto...

Antepasados de Israel y Éxodo

Estela de Merenptah: Tamaño: 3.18 m. (10.43 pies) de alto; 1.63 m. (5.35 pies) de ancho. Escritura: Jeroglífico. Origen: Oeste de Tebas, Egipto. Fecha: 1208 a.C. Ubicación Actual: Museo Egipcio, Cairo (planta baja, galería 13). Número de Identificación: JE 31408 Desde el punto de vista de la historia Egipcia, la Estela de Merenptah es un documento irrelevante. Desde el punto de vista bíblico, por otra parte,  es uno de los objetos más significativos jamás encontrados. Esta inscripción contiene la primera mención de Israel fuera de la Biblia. Encontrada en 1896 por Sir Flinders Petrie en el oeste de Tebas, la estela permanece como un documento clave alumbrando los orígenes de Israel. Hoy día

Placa de Marfil con el Nombre de Hazael

Fragmentario de la placa de marfil Tamaño: 7.9 cm. (3.11 pul.) de largo, 2 cm. (.79 pul.) de alto; pieza separada- 3.2 cm. (1.26 pul.) de largo, 1.9 cm. (.75 pul.) de alto. Escritura: Lenguaje Arameo. Origen: Hadatu (Arslan Tash, en Siria moderna). Ubicación Actual: Louvre (cuarto C, Sully Wing, sección 4). Número de Identificación: AO 11489

Contacto
¡Tú mensaje ha sido enviado!



3 + 10 =